Pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son como gremlins (como la película), si los alimentamos a la hora inapropiada, crecen y se convierten en una plaga. A veces son graciosos pero pueden causar grandes problemas y destrucción en nuestras vidas.

Los pensamientos negativos son más comunes de lo que pensamos. De hecho, una gran parte de nuestros pensamientos diarios contienen muchos elementos negativos. Sin embargo, muchos de nosotros creamos la mala costumbre de creer que nuestras opiniones de nosotros mismos no son solo opiniones, sino que son hechos ciertos y en ocasiones la absoluta y única verdad. Creer en todas nuestras propias opiniones negativas puede influenciar nuestro estado de ánimo, nuestro comportamiento y mucho más.

Nuestra opinión es solo eso, una opinión, generalmente no es una verdad absoluta

En este artículo voy a ser un poco controversial. Hay una enorme cantidad de libros, escritos y hasta personalidades sobre todo en las redes sociales hablando y aconsejándonos que debemos eliminar los pensamientos negativos. Hoy mi consejo es que NO LO HAGA, en su lugar, trate de estableces conciencia de lo que esta pensando y rete la veracidad de sus ideas.

Déjeme explicar. Primero que todo permítame hablarle de los pensamientos negativos automáticos que en inglés se conocen como ANTs (Automatic Negative Thoughts) y que casualmente coincide con la palabra ANT que quiere decir ‘hormiga’. Estos son pensamientos e ideas (evidentemente negativos) que nos roban de felicidad, amor propio y autoestima. Son opiniones que están arraigadas tan fuertemente que llegan a convertirse en creencias automáticas e inmediatas sobre nosotros y/o el mundo que nos rodea. “Soy un perdedor”, “No hay nadie que me pueda amar verdaderamente”, “La felicidad no es para mi”, “No soy bien parecido(a)”, “Soy un bueno (a) para nada”, etc. Son algunos ejemplos de estas ‘hormigas’. El problema está en que estas ideas u opiniones aparecen cuando estamos tratando de superar fracasos, cuando tenemos un trabajo o una relación potencial que requiere coraje o positivismo, cuando tratamos de resolver problemas personales o interpersonales, etc. Nuestras ‘hormigas’ nos llevan a creer que nuestra opinión es la absoluta verdad y cuando toman riendas de nuestro autoconocimiento nos limitan y nos llevan a más fracaso, estableciendo un círculo vicioso en nuestras vidas.

La estrategia que usamos (si tenemos alguna) es tratar de ignorar o eliminar el pensamiento de nuestra mente. Sin embargo, los investigadores de ACT han encontrado que generalmente mientras mas lucha la persona por eliminar este pensamiento, más fuerte o presente se vuelve, y en muchos casos (y más peligroso), la persona adquiere distorsiones cognitivas en las que con propósito magnifica ejemplos en los que su opinión especifica es cierta y minimiza las otras muchas ocasiones en las que no lo es. Es importante decir que la probabilidad de eliminar el pensamiento completamente es casi imposible, y que al tratar de hacerlo muchas veces nos sentimos frustrados, más decepcionados en nuestra capacidad de hacerlo y por supuesto más pensamientos negativos surgen de ese empeño.

Entonces, basado en estudios e investigaciones al respecto, le propongo una estrategia diferente. Cuando se encuentre pensando o teniendo opiniones negativas sobre si mismo(a), pregúntese:

  • ¿Lo que estoy pensando es cierto?
  • ¿Lo que estoy pensando es absolutamente cierto?
  • ¿Lo que estoy pensando me esta ayudando en este momento?
  • ¿Lo que estoy pensando es importante?
  • ¿Cómo me siento cuando tengo este pensamiento u opinión sobre mi?
  • ¿Quién seria yo ahora mismo si no tuviera esta opinión sobre mí?
  • Vire el pensamiento al revés; ¿Es lo opuesto del pensamiento también cierto? ¿Es más o menos cierto que el pensamiento original?

El objetivo es desarrollar una perspectiva más efectiva y realista, ser más conscientes de lo corrosiva que puede ser nuestra opinión sobre nuestra persona y eventualmente cambiar nuestra propia voz interior.

dayami - red

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s